WishList

0 Inmuebles

OK

En las comarcas de Girona encontrará una multitud de paisajes cambiantes que evolucionarán a medida que usted avance en una u otra dirección.

Si quisiéramos ser descriptivos le hablaríamos de pequeños núcleos del litoral y pueblos marineros resguardados, como Cadaqués, cuyo encanto y paisaje obraron el milagro de seducir al maestro Dalí, o como Calella de Palafrugell, en cuyas calles y pequeñas calas resuenan los sones de las habaneras, que nos recuerdan las añoranzas y sentimientos de los marineros emigrados a Cuba. Tampoco, dejaríamos de recomendarle la visita al Parque Natural de Cabo de Creus, cuyo paisaje nos sugiere cómo debió de ser la Tierra en sus orígenes, o a los humedales del Parque Natural Aiguamolls de l'Empordà, a las islas Medes (en L'Estartit), las calas de Begur y Palafrugell, la ciudadela de Roses, las ruinas griegas y romanas de Empúries (en L'Escala), o a las villas medievales de Pals y Peratallada, los restos ibéricos de Ullastret y la Vila Vella de Tossa de Mar, los bellos jardines botánicos de Blanes y Lloret de Mar... Claro que, de esta forma, lo que le estaríamos diciendo es que en la Costa Brava tiene la posibilidad de gozar de lo que probablemente sea la mayor concentración de atractivos y experiencias en el mínimo recorrido.

A lo largo de los 200 kilómetros de litoral que comprende la Costa Brava encontrará gran cantidad de poblaciones típicas mediterráneas, como L'Escala, Palamós o Sant Feliu de Guíxols. Es precisamente la singularidad de este encuentro entre la montaña y el mar lo que llevó al periodista Ferran Agulló a definir esta costa como la COSTA BRAVA. La geografía del lugar, provee excelentes paisajes, clima ideal y buen sol. En bicicleta o a pie, en coche, a caballo o incluso por el cielo, por los senderos o bordeando las calas, la Costa Brava es un escenario inmejorable para sus paseos y excursiones. Si prefiere practicar deportes náuticos o el golf, también hay instalaciones e infraestructuras disponibles. Y si desea aún más diversión, junto a las playas encontrará grandes centros de ocio, como Empuriabrava, L'Estartit, Lloret de Mar, Platja d'Aro, Roses, Sant Antoni de Calonge... donde tendrá asegurada la diversión. Las aguas son limpias, cristalinas y libres de contaminación y garantizan la calidad ambiental de las playas de nuestro litoral. Algo que no puede dejar de degustar, es el alma de los fogones de nuestros restaurantes: la cocina de mar y montaña, el encuentro de los frutos del mar con las carnes y las verduras de la montaña y del llano. El suquet de pescado, la sepia con guisantes, el pollo con cigalas, las albóndigas con gambas o el arroz a la cazuela son algunas de las sugerencias... (visite nuestra sección Gastronomía)